La séptima sinfonía

El ondear del cabello se lleva el recuerdo y lo mezcla con las partículas de basura que bailan en el aire… Es la hora. Pronto asomará tu fantasma por la cornisa. Viene a visitarme cada noche. Se sienta en mi cama, me mira a los ojos y pasados unos minutos se va ansiando que sea mañana a la misma hora. Que curioso el mundo de los muertos… El tiempo funciona de un modo distinto al nuestro, pues no funciona. Allí el tic-tac no ahoga ni las agujas te atraviesan. No desean cosas que no tienen, sino que se preocupan de aguantar las que les quedan, menos la vida… ¿Echan los muertos de menos la vida? Supongo que depende del sentido que le dieron, como todo… Siempre he tenido la estúpida manía de querer ver con más ojos que con los míos. Y la curiosidad mató al gato, que de sus vidas sólo le queda una. Y en esa vida que le queda se preguntará lo mismo que en la anterior… Preguntas sin respuesta…

Anuncios

~ por Incorpórea en 6 de febrero de 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: